Los tickets para el monumento ya solo pueden adquirirse por internet, con lo que se eliminan las tradicionales colas en el acceso para sacar las entradas en las taquillas.

Las entradas son nominativas y se pueden imprimir en casa o en el hotel.

Este nuevo tipo de entrada tiene un código QR y va vinculada al DNI o pasaporte, lo que permite conocer en todo momento qué zona esta siendo visitada por el turista y evita antiguos comportamientos irregulares como la reventa.

En el caso de compra familiar o para grupo, sólo es posible la adquisición de cinco entradas por cada compra. Además, durante la visita es obligatorio pasar las entradas por los diferentes lectores distribuidos por el recinto. Esto permitirá conocer en qué lugar y hora se encuentra cada visitante.

Los turistas que acudan al monumento sin entrada tienen la oportunidad, más allá de visitar los Palacios Nazaríes, de hacer un “circuito de más de dos horas” que puede incluir la Torre de la Justicia, el Museo de la Alhambra o la plaza de los Aljibes. Así, se traslada a los visitantes en taquillas que, aunque no tengan entradas, pueden conocer estos lugares, al igual que los espacios del Albaicín vinculados al monumento nazarí.

Si quiere saber más sobre las entradas de la Alhambra pinche aquí